Perricone MD

Cambiar a versión escritorio Registrarse Acceso usuarios

¿Qué es la glicación y como prevenirla?

Si tenemos buenos hábitos alimentarios, podemos llegar a los 40 años con una piel estupenda y sin arrugas, pero pueden pasar 5 años y que aparezcan arrugas si no nos cuidamos. Luchar contra la glicación es muy fácil si sabemos cómo y aprendemos a cuidar nuestra alimentación.

¿Qué es la glicación?

 

La glicación es una reacción química que opera principalmente en la dermis: las moléculas de glucosa (azúcar) presente en nuestra alimentación reaccionan con las estructuras moleculares proteicas, generando así una desorganización de la dermis. Producto de esta reacción, se generan unos complejos llamados AGEs (traducido del inglés, Productos Finales de la Glicación Avanzada) que se acumulan en la pared de la dermis y generan un aumento de la formación de Radicales Libres. Éstos aumentan el nivel de oxidación en la piel, empeorando su apariencia, tanto en textura como en pigmentación. El resultado no es nada favorecedor: la formación de arrugas o pérdida de la elasticidad de la piel y manchas.

¿Cómo se traducen los efectos de la glicación?

 

Con la edad, la glucosa se solapa alrededor de las fibras de colágeno y de elastina que con el tiempo se vuelven más rígidas, incluso podrían llegar a romperse. Este proceso tan lento afecta a todas las proteínas del organismo a lo largo de la vida y es irreversible. Por eso es tan importante luchar contra el fenómeno antes de que se produzca. Si la piel se ve afectada por la glicación, estará menos elástica y tonificada, se producirán arrugas y la hidratación cutánea se debilitará.

¿Qué tipos de alimentos influyen en el proceso?

 

Alimentos ricos en azúcares:

Azúcar, golosinas, mermeladas, harinas, pasteles, kétchup, salsa de tomate, néctares comerciales, jarabe de maíz de alta fructosa, maltodextrina, extracto de malta, etc.

Alimentos que ya han sido glicosilados por procesos de cocción:

Carnes ahumadas, carbonisadas, embutidos, sopaipillas, calzones rotos, papas fritas, productos de snack o aperitivo, galletas, horneados, etc.

Sabiendo cómo afecta la glicación y cómo evitarla, es importante controlarla desde temprana edad con una alimentación sana rica en antioxidantes. 

© Perricone MD España. Todos los derechos reservados.

Arriba Versión escritorio